Warning: sizeof(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/inhavana/public_html/wp-content/themes/inhavana/single.php on line 60

En un entorno plagado de recuerdos, donde se combinan belleza e historia, el Hotel Vueltabajo es un sitio ideal para disfrutar de una estancia tranquila y agradable.

Situado en el corazón de Pinar del Río, el recinto, cuya construcción data del siglo XIX, abre sus puertas conservando un marcado estilo colonial: los altos techos, las ventanas parisinas, las esculturas y lámparas de bronce, los cristales nevados y los hermosos vitrales se combinan para dar vida a un ambiente que seduce al visitante por sus aires de pasado.

Un elemento distintivo de la instalación es la diversidad de sus espacios: ninguna habitación es igual a otra, y en cada una el huésped podrá apreciar la obra de reconocidos artistas plásticos de la provincia.

El otrora Hotel Ricardo, por su céntrica ubicación,  ofrece al visitante la posibilidad de recorrer las principales arterias de la ciudad y conocer sitios de interés como la Fábrica del delicioso y aromático licor Guayabita del Pinar; el Palacio de Guasch, hoy Museo de Historia Natural, devenido en símbolo arquitectónico de Vueltabajo; la Fábrica de tabaco Francisco Donatién, donde se puede apreciar el proceso artesanal de la creación del Habano; y la Casa del Ron, que atesora lo más autóctono de las bebidas cubanas.

Importantes figuras de la cultura universal han frecuentado el recinto, entre los que se destacan el campeón mundial de ajedrez José Raúl Capablanca, el poeta nacional cubano Nicolás Guillén, la escritora Dulce María Loynaz, el cantante mexicano Pedro Vargas y el poeta venezolano Andrés Eloy Blanco.

Espiritualidad, refinamiento y tradición son tres cualidades que distinguen al hotel: una excelente opción para quienes gustan de la hospitalidad, la elegancia y el contacto con el folclor y la historia.

Para visitas: Calle Isabel Rubio entrealles Martí & Máximo Gómez, Pinar del Río (“22.41523, -83.69483”). Acceso diariamente.

por: Victor Manuel Blanco