Muchos son los viajeros a los que le sucede que, durante su recorrido por las calles de La Habana de antaño, se detienen en la esquina de Mercaderes 255 cautivados por el aroma exquisito del chocolate.

Y es que en esta esquina del casco histórico de la capital, se halla la Casa del Chocolate, uno de los sitios más visitados por cubanos y foráneos, no solo por la exclusividad del producto clave, sino por la historia del lugar.

El también conocido como Museo del Chocolate, fue fundado en el 2003 por iniciativa de las naciones cubana y belga, para dar a conocer la historia del cacao a través de una colección permanente de carteles, tazas de porcelana y moldes de diferentes nacionalidades.

Parte de la magia de este museo radica en ofrecer al público una carta muy variada de chocolates que complace las más estrictas exigencias. Desde bombones de chocolate negro, blanco, dulce o amargo, hasta tabletas con las más originales formas, pueden degustarse en la Casa del Chocolate de La Habana Vieja.

Las personas que la visiten pueden apreciar, además, cómo se elaboran de forma artesanal las piezas o bebidas, tanto frías o calientes, a base de chocolate, y aprovechar la ocasión para llevarse consigo y regalar una muestra de lo que allí se hace.

Una oportunidad para los adictos de este delicioso dulce, originario de las tierras americanas, pero adorado por miles de personas en todo el mundo.

Para visitasCalle Mercaderes esquina Amargura. Habana Vieja.La Habana. Cuba. Teléfono: +53 7 8664431. Abierto de martes a sábado de 10:00 a 18:00 hs y domingos de 9:00 a 13:00 hs.

por: Lys Alfonso Bergantiño