Conocida como el “jardín de Cuba” y mundialmente famosa por sus vegas de tabaco, Pinar del Río celebra en septiembre los 150 años de su nombramiento como ciudad.

Ubicada en el extremo occidental de la Isla, Vueltabajo es el primer enlace de los cubanos con el mar Caribe, el Golfo de México y el canal de Yucatán.

Reconocida por numerosos expertos como la tierra del mejor tabaco del mundo, la provincia lidera la fabricación de habanos en el país, exquisitos para acompañar un trago del aromático licor Guayabita del Pinar.

Vueltabajo cuenta con tres parques nacionales: Viñales, Guanahacabibes y la cayería de San Felipe; a la vez que posee el único monumento vivo del archipiélago: la Microcyca calocoma, planta fósil viviente del período Jurásico.

La también llamada “ciudad de los portales” da hogar a gente hospitalaria y sencilla, y ofrece una variada gama de opciones culturales, gastronómicas y recreativas. Construcciones como el Palacio Guasch, el Teatro Milanés y el Hotel Vueltabajo son íconos de la ingeniería pinareña, que integra en perfecta armonía los más variados estilos arquitectónicos.

A solo 163 kilómetros de La Habana, tiene un lugar especial en el panorama artístico cubano. Pedro Junco, Cirilo Villaverde, Enrique Jorrín, Carlos Acosta y otros hijos ilustres de esta tierra han marcado con su impronta la tradición cultural del país.

El territorio ostenta uno de los mejores fondos marinos de la Isla: la playa María la Gorda, donde se ubica un Centro Internacional de Buceo. Otras zonas de interés son los Cayos Jutía y Levisa; los balnearios de San Vicente y San Diego; y el sistema cavernario Santo Tomás.

Rica por su patrimonio natural e histórico, la provincia constituye un verdadero oasis para los amantes del turismo cultural y de naturaleza.

por: Victor Manuel Blanco