En los límites del Paseo de Prado en Cienfuegos, en la zona de Punta Gorda, se alza el Palacio de Valle. Símbolo de la Perla del Sur. Una de las edificaciones más emblemáticas de la región. Esta lujosa mansión refleja el eclecticismo cienfueguero. Funciona como museo y además como restaurante especializado en mariscos.

Un poco de historia. El rico comerciante Acisclo del Valle y Blanco, entre 1913 y 1917, convocó a artistas franceses, árabes, italianos y cubanos para la construcción de este palacio. Los materiales empleados fueron importados desde España, Italia y Estados Unidos. Un millón y medio de pesos fueron invertidos, una verdadera fortuna en la época. Con los años, la familia terminó abandonando este inmueble. Fue vendida a mediados de los 50 para convertirse en casino. Con la Revolución en el poder, el Ministerio del Turismo financió su restauración y en el año 2000 fue declarado Monumento Nacional.

El Palacio Valle muestra una mezcla de estilos arquitectónicos, con predominio del estilo mudéjar y el gótico en armonía con el bizantino, el veneciano y el barroco. Las diversas procedencias de los artistas se reflejan en este caos de estilos. El edificio tiene dos plantas. La planta baja tiene un recibidor de estilo gótico, un salón comedor de influencia mudéjar y otros espacios con adornos dorados. En el segundo piso, el estilo es veneciano, menos decorado con varias terrazas, pasillos y habitaciones.

Esta lujosa construcción está cargada de simbolismos. Dos esfinges resguardan la entrada. Con cabeza y pecho de mujer, cuerpo y patas de león hacen honor a las fábulas egipcias. Las tres torres, con estilos diferentes, tiene cada una su propio significado. La de la derecha simboliza la fuerza, en el centro la religión y la de la izquierda representa al amor. En la plataforma del techo una glorieta mira hacia la bahía cienfueguera.

Se puede visitar todos los días este Palacio, en Punta Gorda, cercano al hotel Jagua y a la costa. Disfrute la visita y de alguna bebida refrescante en el bar de la terraza. La vista panorámica de la bahía es exquisita, ideal para tomar fotos del atardecer.

Para visitas: Calle 37 (Prado final) entre calles 0 & 2. Punta Gorda. Cienfuegos (“22.12133, -80.45157”). Pago entrada diariamente

por: Leunam Rodríguez