El Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro, o “El Morro” como es normalmente conocido, es el primer fuerte que usted verá al cruzar bajo el túnel de la Bahía de la Habana. Asentado en el punto más alto del estrecho puerto de La Habana, se construyó entre 1589 y 1630 y sirvió como una línea importante de defensa contra los ataques de piratas y las invasiones navales. Además de sus baluartes, cuarteles, y baterías de cañones, El Morro tiene una serie de cuartos dedicados a las exhibiciones y museos. Usted puede pasear las calles antiguas del fuerte e incluso puede subir al faro, construido en el siglo 19 y aún en funcionamiento. El Morro le da la posibilidad al visitante de disfrutar de vistas excelentes de La Habana y toda el área del Malecón, además hay varios restaurantes y bares aquí.

El Castillo de los Tres Reyes del Morro es uno los símbolos de La Habana y uno de los sitios más visitados por turistas y locales. Esta fortificación actualmente alberga el Museo Marítimo y forma parte del Parque Histórico Militar Morro-Cabaña. Ha sido fotografiado y pintado por muchos y también ha aparecido en varias películas. Aun cuando adentro hay varias exhibiciones, la construcción por sí misma merece la pena una visita.

El faro que corona su torreón fue añadido en 1844 y sirve para orientar a los barcos que llegan al puerto.

Por: Reynaldo V. A