En la intermediación de las calles José Martí y Cristóbal Colón, en la occidental provincia de Pinar del Río, se alza una majestuosa edificación que constituye la sede idónea para disfrutar del arte dramático, danzario y musical en Vueltabajo.

Reconocido por su acústica excepcional, el Teatro Milanés es uno de los más antiguos de Cuba y Latinoamérica. Fundado en 1839 con el nombre de “Lope de Vega”, fue un sitio de obligada referencia para el desarrollo de tertulias durante el siglo XIX. Años después, esta joya arquitectónica de la ciudad pinareña cambia su nombre a “José Jacinto Milanés”, para rendir homenaje al ilustre poeta matancero.

La edificación, de estilo ecléctico, atrae por los sugerentes decorados en metal y madera, y por la impresionante disposición de su lunetario en un solo bloque. Actualmente, cuenta con una sala principal con capacidad para 540 personas y un patio al estilo sevillano denominado “La Piscula”, con escenario para café-concierto y un bar.

Artistas de renombre como Rita Montaner, Bola de Nieve, Omara Portuondo, Carlos Acosta y Alicia Alonso han ofrecido su arte desde el majestuoso escenario del Milanés. Asimismo, acogió el rodaje de importantes escenas de la reconocida película cubana La Bella del Alhambra.

Esta reliquia del eclecticismo nacional es sede habitual de las presentaciones de artistas del patio, entre las que se destacan la Compañía de Teatro Lírico “Ernesto Lecuona”, el Grupo “Titirivida” y la Compañía “Danzaire”.

Con actividades diarias y una variada programación, “el Milanés” constituye una excelente opción nocturna para los amantes de la elegancia y las artes escénicas.

por: Victor Manuel Blanco