Una de las edificaciones más reconocidas de La Habana por su historia, su esplendor y por lo que representa para la ciudad maravilla, es el Hotel Inglaterra.

Su ubicación privilegiada en el casco histórico, frente al Parque Central y muy cerca del Capitolio, permite a los visitantes un recorrido cómodo y provechoso por la parte colonial de la capital cubana.

En sus habitaciones se han hospedado múltiples personalidades de gran prestigio en la Isla como el líder independentista Antonio Maceo o José Raúl Capablanca, campeón mundial de ajedrez.

Entre las figuras internacionales que visitaron este hotel, destaca la que hiciera como corresponsal de guerra, en 1895, el político inglés Winston Churchill.

El Hotel Inglaterra presume de un estilo ecléctico, que se aprecia sobre todo en las decoraciones de la fachada, y posee elementos arquitectónicos del pasado siglo, que le aportan elegancia y magnanimidad.

El diseño de la carta menú del Restaurante Colonial de este hotel y la decoración del interior de sus salas, se deben al trabajo de notables artistas de la plástica cubanos, quienes donaron sus obras para adornar este legendario lugar.

Desde el año 1981, el anteriormente nombrado Café Escauriza o más adelante Le Louvre, fue declarado Monumento Nacional.

El Hotel Inglaterra ha resistido el paso de los años y los embates del clima para continuar en el centro de la historia, cultura y tradición de la capital de los cubanos. Su visita significa viajar a La Habana colonial y disfrutar de una experiencia insuperable.

Para visitas: Paseo del Prado 416, esquina San Rafael. La Habana Vieja (23.137404, -82.359529°)

por: Lys Alfonso Bergantiño