Emplazado en la céntrica calle Martí, el recién remozado Hotel Globo constituye una de las más bellas joyas de la ciudad. La edificación, construida hace más de una centuria, ha sido testigo mudo de la historia pinareña, y se ha convertido en símbolo del occidente cubano.

Después de un largo período de silencio, donde fue objeto de una reparación capital que vigorizó su estructura y refrescó la apariencia del inmueble, El Globo reabre sus puertas con novedosas propuestas culinarias y un excelente servicio.

Destaca entre sus ofertas la apertura de un centro nocturno con capacidad para 70 personas, ideal para piano-bar y descargas con artistas foráneos y del patio.

La nueva decoración del inmueble recrea las casonas cubanas de la etapa colonial; un aire de familiaridad se cuela entre las lámparas y butacas para hacer del recinto un espacio acogedor.

El vetusto reloj ubicado en sucúspide, corona la elegancia del emblemático edificio. Construido en Alemania a inicios del siglo XX, esta pieza de 160 libras de bronce y madera desafía el paso de los años para seguir anunciando la llegada del alba.

La posibilidad de encontrar un sinnúmero de atractivos espacios en los alrededores es otro acierto de la instalación: a pocos pasos del hotel, el visitante podrá acceder fácilmente al Teatro Milanés, el restaurant El Criollo, la discoteca El Faraón y las dulcerías Glykys y Los Pasteles Verdes.

Atención personalizada, confort y el corazón hospitalario de Vueltabajo se combinan en El Globo, para hacer de su estancia un recuerdo inolvidable.

Para Visitas: José Martí, No.49, Pinar del Río. Teléfono: 48 754268 (Pizarra)

por:  Victor Manuel Blanco

imágenes: Yoslaine Sánchez