A 121 metros de altura, desafiando el paso de los años y las embestidas del clima, se yergue en la cúspide de la ciudad habanera el Edificio Focsa, una de las siete maravillas de la ingeniería civil cubana.

Como un fiel centinela en forma de Y, permanece inmóvil y majestuoso en el Vedado capitalino, deslumbrando a visitantes de todas partes.

El nombre de este edificio deviene de las siglas de la compañía que se encargó de su creación: Fomento de Obras y Construcciones, Sociedad Anónima (FOCSA).

Su inauguración en 1956 fue un verdadero acontecimiento, por lo novedoso que significaba para la época una construcción de esta magnitud.

Para sorpresa de muchos, el Focsa fue erigido en tan solo 28 meses con una estructura de hormigón armado, el primero del mundo en su tipo, sin necesidad de grúas.

La edificación está compuesta por 39 plantas y un total de 373 apartamentos, además de garajes, tiendas, restaurantes, un supermercado, una escuela, un teatro y dos estudios de radio y televisión.

Los arquitectos del Focsa se proponían el concepto de crear una ciudad pequeña, pero autónoma, dentro de la gran ciudad.

En el piso 33 del edificio se ubica el Restaurante La Torre, uno de los más reconocidos no solo por la fusión de la cocina francesa y cubana, sino por la impresionante vista panorámica de la ciudad y el malecón habanero.

Disfrutar del confort y la intimidad de una cena en La Torre, fotografiar una puesta de sol o simplemente contemplar el movimiento de La Habana en la noche, se convierten en uno de los principales atractivos de visitar este imponente edificio.

Desde lo más alto de la capital cubana, el Focsa se nos presenta como una tentadora propuesta para deleitar al visitante con sorprendentes vistas y muy acertadas ofertas para su complacencia.

Para visitas: Edificio Focsa. Calle 17 número 55. Vedado. La Habana (23.143013, -82.384441). Teléfono: (+537) 838-3088. Abierto todos los días de 12 a 24h.

por: Lys Alfonso Bergantiño