Cada año los jóvenes cristianos de la iglesia del Nazareno celebran su Festival de Adoración. Este 2017 se dieron cita en la iglesia ubicada en el reparto La Ceiba en la Habana. En respuesta al llamado: “Se busca un Adorador”, jóvenes de la Habana y Mayabeque trajeron sus mejores dones a esta fiesta de talentos dedicada a Jesucristo, señor de la iglesia.

Las modalidades en las que concursaron fueron: Danza, Literatura, Pintura, Teatro, Audiovisual y Música. El jurado estuvo integrado por jóvenes de varias iglesias que se desempeñan en las artes, algunos de ellos de manera profesional. El trabajo de cada juez consistió en dar una evaluación y ofrecer consejos a los participantes.

Todos los presentes pudimos ser testigos de la excelencia que cada uno de los participantes mostró. A pesar de ser un evento competitivo, primó la hermandad y la pasión. Porque de eso se trata este festival, de ser verdaderos adoradores cristianos.

Algunas de las intervenciones que más impresionaron fueron las de las categorías de música y danza. La iglesia “Ciudad Refugio” del municipio Playa, deleitó a todos con hermosas interpretaciones musicales que incluyeron flauta, violín y guitarra acústica. Los jóvenes de la iglesia del Nazareno en Mantilla fueron los más premiados con incursiones en las categorías de Literatura, Danza y Teatro.

Al final de la tarde se reconoció el esfuerzo de todos los participantes. En especial de aquellos que invirtieron tiempo en elegir vestuarios, instrumentos y decoración acorde con el nivel del evento. Los premiados recibieron de manos de los jueces sencillos regalos por su buen trabajo. Los jóvenes nazarenos cubanos demuestran una vez más su compromiso de vivir adorando, así como dice una canción: “Adorar es todo en mi vida, bendecirte es la pasión que arde en mi corazón, es el motivo por el cual yo vivo, por el cual yo existo”.

por: Leunam Rodríguez