En la esquina de las calles 54 y 25, en los alrededores del Parque Martí en Cienfuegos, nos encontramos este asombroso palacete. Es casi imposible aceptar que sea una construcción de finales del siglo XIX y no mucho más antigua. Pero es cierto, el Palacio Ferrer es una construcción del año 1892, remodelada en el 1918 por el comerciante catalán José Ferrer.

Esta bella edificación tiene un estilo ecléctico y neorrococó. Abarca dos pisos, la planta baja carente de ornamentos y el piso superior con ornamentación en mármoles y decorados de alta calidad artística y buen gusto.

Aquí se alojó en el año 1920 el famoso tenor italiano, Enrico Caruso durante su estancia en la ciudad para actuar en el teatro Tomás Terry.

Luego del triunfo de la Revolución cubana, el piso superior fue la Casa de la Cultura de la localidad, hasta que el deterioro obligó a cerrar. En la actualidad podemos apreciar el proceso de reconstrucción que se lleva a cabo para su rescate.

A pesar del proceso de restauración, la institución continúa promocionando los recorridos por toda la casa. El visitante puede apreciar la belleza interior de este inmueble. Desde el mirador en la azotea podrá echar un vistazo la ciudad. Este mirador en forma de pérgola, ubicado en la esquina sureste de la casa, permite ver toda el área del puerto y la bahía. Desde aquí se contemplan las vistas más hermosas de la ciudad y pueden tomarse impresionantes videos y fotos panorámicas.

Lo más cerca que podremos apreciar desde la altura es toda el área del Parque Martí, con su Arco de Triunfo, su glorieta y el monumento a José Martí. A lo lejos vemos el imponente Palacio de Gobierno y sobre los árboles del parque sobresalen las cúpulas de la Catedral. Todo un espectáculo para la vista y para nuestros lentes.

Para visitas: Esquina de las calles 25 & 54. Cienfuegos (“22.14576, -80.45411”). Pago entrada, Lunes a viernes.

por: Leunam Rodríguez