El Museo Nacional Camilo Cienfuegos en el municipio Yaguajay de la provincia Sancti Spiritus, a uno unos 380 kilómetros de La Habana, constituye uno de los centros que atesora la historia de un de los hombres más importantes de Cuba en el siglo XX.

Inaugurado en 1989, conforman el complejo un conjunto escultórico con la representación de la artista Thelvia Marín del “Señor de la Vanguardia”, como también se le conoce al héroe cubano, un museo que expone disímiles objetos el período insurreccional de 1952 a 1959 y el Mausoleo del Frente Norte de Las Villas donde arde la llama eterna.

Ofrece la bienvenida al recién llegado una estatua de Camilo Cienfuegos usando el sombrero alón que lo distinguiría desde su llegada al Ejército Rebelde. La imagen de bronce y mide cinco metros de altura con la cabeza ladeada hacia un antiguo cuartel y de frente a la ciudad que simboliza su eterna presencia en ese lugar y en la faena de la Revolución.

También el visitante encontrará en el museo, ubicado en el interior del conjunto escultórico, una colección con más de 500 piezas con documentos, accesorios de vestir, armas de fuego, colección de fotos originales y un archivo fílmico que testimonia la presencia Camilo Cienfuegos en el territorio.

Otro de los atractivos del lugar lo constituyen las prendas personales del Héroe donde los viajeros podrán observar un pequeño fusil, único juguete rescatado de la niñez, una ametralladora Thompson empleada en la batalla de Yaguajay y su traje de campaña.

Además, los amantes al turismo con características históricas, hallarán que en el sitio se conserva el caballo momificado en que lideró, desde la ciudad de spirituana hasta La Habana una caballería de campesinos que asistirían al primer acto por el 26 de Julio después del triunfo de 1959.

En la parte trasera del complejo, el Mausoleo comprende más de 10 hectáreas de tierra y 180 nichos con las inscripciones de combatientes de las luchas de liberación. Entre los sepulcros destaca una tapa de mármol rojo y las representaciones en bronce del mar, una flor y el sombrero alón dedicado a Camilo.

Alrededor, 27 palmas reales, árbol nacional de Cuba, representan la edad con que murió el héroe cuando desapareció debido al declive de su avioneta al mar en 1959.

por: Elizabeth Colombe Frias