Para sentirse en contacto directo con la naturaleza, reposar del bullicio de la ciudad y disfrutar de una tranquilidad inigualable, no hay mejor propuesta que visitar Caletón.

Ubicado en el municipio Ciénaga de Zapata, el mayor humedal del Caribe insular, este pequeño y hospitalario pueblo de pescadores es uno de esos sitios que deslumbran por la belleza de sus paisajes y el trato amable de sus pobladores.

En Caletón hay opciones para todas las edades. Hay quienes se complacen descubriendo las espectaculares puestas de sol, el agua clara de los riachuelos y las vistas asombrosas del mar. Otros aprovechan la quietud de sus playas para bucear o navegar. Podrá visitar con facilidad la zona de Guamá con su Laguna del Tesoro o llegar hasta La Cueva de los Peces.

Sin dudas, es el lugar perfecto para compartir con la familia y los amigos en cualquier época del año. Las casas de alquiler y los restaurantes de exquisita cocina criolla e internacional situados aquí, le aportan a Caletón un toque de confianza y hospitalidad.

Pero también este pueblo chico tiene una gran historia, y es que se encuentra en el interior de la Bahía de Cochinos, lugar que invadieron los mercenarios pagados por la CIA para derribar la Revolución cubana y donde aconteció la primera derrota del imperialismo en América Latina.

De camino hacia este sitio, en ambos lados de la carretera, pueden divisarse los monumentos a los mártires cubanos que cayeron en la batalla de abril de 1961.

A 165 kilómetros al sureste de La Habana se encuentra este pueblo que llama la atención del visitante por los numerosos botes de pescadores dispuestos en sus ensenadas y por poseer un variado y abundante ecosistema.

Simplemente, Caletón es un espacio donde convergen historia, naturaleza y tranquilidad unidas, sobre todo, al afecto de sus habitantes.

Para Visitas: Sur de la provincia Matanzas y a 165 kilómetros al sureste de La Habana, Playa Larga. (“22.28082; -81.21153”)

por: Lys Alfonso Bergantiño