Imagine la experiencia de nadar con delfines, en Cienfuegos, Cuba. Sí, es posible. Es uno de los servicios que ofrece el Delfinario de Cienfuegos. Esta será sin dudas una oportunidad única para disfrutar con toda la familia. No debe preocuparse, es seguro pues estos delfines han sido bien entrenados. Además, usted y los suyos estarán bajo la supervisión de los entrenadores de estos simpáticos animales. Son muy carismáticos, poseen una gran inteligencia y les agrada interactuar con los humanos.

En el país existen unas siete instalaciones para el cuidado y la exposición de animales marinos. Las más conocidas son el Acuario Nacional en La Habana, el Delfinario de Varadero y el de Cienfuegos. Al igual que el resto, el centro ofrece a sus visitantes espectáculos de primera calidad. Cuenta con una grada para disfrutar del show, un bonito bar cafetería y áreas decoradas con árboles y un puente.

Aquí en el Delfinario de Cienfuegos cuatro instructores entrenan a diario a los delfines y los dirigen en los espectáculos públicos. Esta es una agradable opción sobre todo para los más pequeños. A ellos les encanta ver a los delfines realizando acrobacias y maniobras casi increíbles. Disfrute en familia del show. Al final puede quedarse para nadar con ellos. Podrá tomarse fotos y videos para después mostrarlo a sus amigos y conocidos.

El Delfinario de Cienfuegos funciona desde el año 2001. Está ubicado a 17 Kilómetros de distancia del Centro de Cienfuegos y a menos de 5 Kilómetros de la playa Rancho Luna. Se llega por la Carretera de Pasacaballos.

Este centro recreativo es frecuentado cada año por miles de personas. No se arrepentirá de incluirlo en su plan de visitas si alguna vez hace estancia en Cienfuegos.

Para visitas: Carretera a Rancho Luna, KM 13 1/2, Playa Rancho Luna, Cienfuegos (“22.03865, -80.42996”). Todos los días de 9AM a 5PM

por: Leunam Rodríguez