Este edificio impresiona en el paisaje habanero. Es uno de los íconos de la ciudad junto con el Capitolio y el Morro. Con un fascinante estilo neobarroco de acuerdo con los modelos europeos, resalta por sus elegantes balcones, ventanas, cornisas y torres. Las tallas y esculturas en piedra son de fina exquisitez. En la fachada principal, pueden apreciarse en mármol blanco, esculturas que representan alegorías de la Beneficencia, la Educación, la Música y el Teatro.

En sus inicios fue conocido como el Teatro Tacón y considerado el más grande y lujoso del continente americano. Sus 90 palcos y más de 20 filas ofrecían capacidad para recibir a unos dos mil espectadores. Otro elemento decorativo de interés es la enorme y bella lámpara de fino vidrio francés en forma de Araña que aún cuelga sobre la platea.

Con los años, el Tacón se convirtió en el principal escenario al que asistía la aristocracia criolla. Por su escenario desfilaron grandes figuras internacionales de la ópera, el ballet, la revista musical y la zarzuela. Entre estos, vale mencionar actrices como Sarah Bernhart y Eleonora Dusse, las sopranos Adelina Patti y Victoria de los Ángeles, el tenor Enrico Caruso y los músicos Arthur Rubinstein y Serguei Rachmáninov.

A partir de 1985 el edificio completo pasó a denominarse Gran Teatro de La Habana. Recientemente disfrutó de una reparación completa que le devolvió todo su esplendor. Desde septiembre de 2015, pasó a llamarse Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso” en homenaje a la destacada Ballerina Assoluta.

Actualmente funciona como un complejo cultural compuesto por varias salas de teatro. La sala principal, llamada Federico García Lorca, tiene capacidad para 1500 personas. En el exterior puede visitarse el Café Adagio, donde se ofrecen recitales de música de cámara. El edificio es sede del Ballet Nacional de Cuba, del Teatro Lírico Nacional y del Ballet Español de Cuba. En el lobby se anuncian las obras a ser representadas, las fechas y precios de entrada. Diariamente están disponibles las visitas guiadas al interior del Teatro.

El repertorio de la compañía de danza cubana es amplio. Entre las coreografías más gustadas están El lago de los cisnes, Cascanueces, el Ballet Carmen y Giselle. Se han celebrado aquí desde 1960 las veinticinco ediciones del Festival Internacional de Ballet de La Habana. Importantes compañías como el Ballet Bolshoi de Moscú, Washington, de Ginebra y de Buenos Aires se dan cita en este afamado escenario.

Para visitas: Avenida Paseo del Prado entre San Rafael & San José, Habana Vieja (“23.13701, -82.35931”). Visitas guiadas desde martes hasta viernes.

by: Leunam Rodríguez